Acciones sin derecho a voto e inversores de segunda clase

Acciones sin derecho a voto e inversores de segunda clase
Las estructuras duales de acciones protegen a las compañías de los intereses cortoplacistas de los inversores. Los proveedores de índices entran en la lucha contra la autocracia corporativa. El FTSE Russell de la Bolsa de Londres, que sufre la presión de grupos de inversión pasiva, estudia restringir del índice a las compañías cuyas clases de acciones otorguen derechos distintos.Es fácil dilucidar qué empresa de mensajería móvil puede haber dado pie a esta idea. La decisión de Snap este año de salir a Bolsa ofreciendo acciones sin derecho a voto es la versión extrema de una tendencia ya patente. Groupon, Zynga, Facebook y Square poseen estructuras duales de acciones. Blue Apron salió recientemente a Bolsa con tres clases de acciones. En Europa, las acciones de cotización pública del grupo de componentes para coches Schaeffler no otorgan derecho a voto. Las estructuras duales de acciones protegen a las compañías de los intereses cortoplacistas de los inversores. Ese es, al menos, el argumento de los accionistas mayoritarios. Pero las evidencias sugieren que la desigualdad en el derecho a voto impide que los accionistas públicos obliguen a una compañía a dar cuentas, lo que reduce la rentabilidad a largo plazo. El año pasado, el grupo especializado en gobernanza IRRC Institute descubrió que la rentabilidad total de las empresas estadounidenses con estructuras de acciones duales era entre un 7,4% y un 8,5% inferior, en un periodo de diez años, a la de firmas que otorgan un voto por acción. Los consejeros delegados de compañías que restringen los derechos de voto también cobraban por lo general un 20% más.Sin embargo, el tratamiento que da el mercado a las clases de acciones con diferente derecho a voto envía mensajes contradictorios. La demanda en la OPV se Snap superó con creces la oferta. Las acciones con derecho a voto de Google cotizan con una prima de sólo el 2% sobre las que no lo ofrecen. Puede existir un terreno intermedio para lugares que estudian una relajación de la prohibición de las estructuras duales de acciones. En Francia, los inversores a largo plazo poseen derechos de voto adicionales, mientras que en Suecia existen límites para los múltiplos de derecho a voto. Los inversores estadounidenses presionan para que se realicen revisiones periódicas de los derechos a voto. No debería ser cometido exclusivo de los proveedores de índices establecer límites a la gobernanza. Su trabajo principal es sumar, no evaluar. Las Bolsas deberían ser el foco de este debate. Tanto ellas como sus reguladores deberían oponerse a diluir el principio de "una acción un voto".

0 COMENTARIOS

Tu opinión nos interesa

Please enter your comment!
Please enter your name here