Porsche 911, una pieza inmortal que vuelve medio siglo después

Porsche 911, una pieza inmortal que vuelve medio siglo después

La entidad dice que las due diligence de cuentas previas al lanzamiento de una opa son "legítimas y habituales" y que sin acceso a las cifras de Liberbank "no es posible tomar una decisión sobre la opa".

Abanca ha comunicado a la CNMV que renuncia a presentar una opa por Liberbank. El anuncio se produce un día después del requerimiento del supervisor del mercado, que ayer instó al grupo presidido por Juan Carlos Escotet a formalizar en un plazo máximo de diez días su oferta por Liberbank, tras el anuncio de interés mostrado el pasado viernes.

La CNMV también había avisado a Abanca de que su exigencia de acceder a las cuentas de Liberbank para presentar la opa no está contemplada en la legislación.

Ayer, además, Liberbank volvió a insistir en que mantenía sin cambios sus planes para integrarse con Unicaja, destacando que no entraría a valorar ninguna oferta de Abanca mientras ésta no se concretara en firme.

"Abanca y su accionista de control han decidido renunciar a su interés en promover una posible operación corporativa entre Abanca y Liberbank y, en consecuencia, no formular una opa sobre Liberbank", ha comunicado el banco a la CNMV.

Tras la negativa de Abanca, las acciones de Liberbank caen esta mañana en Bolsa en torno a un 10%. Unicaja también cotiza a la baja.

"La pretensión de Abanca y su accionista de control de realizar una revisión confirmatoria (due diligence) con carácter previo a la toma de cualquier decisión definitiva resulta totalmente legítima y constituye práctica habitual en operaciones corporativas que afectan a sociedades cotizadas, incluyendo opas", argumenta Abanca.

Sin embargo, "a la vista del requerimiento [de la CNMV] y teniendo en cuenta los términos del hecho relevante publicado por Liberbank ayer, no resulta posible para Abanca y su accionista de control realizar la indicada revisión confirmatoria ni, por tanto, como se indicaba en la carta remitida al consejo de Liberbank, tomar una decisión definitiva acerca de la posible formulación de una opa", prosigue.

Abanca también ha salido al paso de la apelación lanzada ayer por la CNMV de abordar cualquier operación con la máxima confidencialidad.

"En todo el proceso relativo a la posible operación, en el que se lleva trabajando desde hace meses, la actuación de Abanca en todo momento se ha desarrollado con estricto cumplimiento de la normativa aplicable y guiada por la buena fe, extremando las medidas tendentes a la salvaguarda de la confidencialidad durante la fase preparatoria de la operación", ha indicado el grupo presidido por Escotet en el hecho relevante.

"Únicamente a raíz de las indeseadas filtraciones, totalmente ajenas a Abanca, se procedió a publicar el primer hecho relevante y, a partir de ese momento, a tratar con la debida transparencia las sucesivas actuaciones", concluye el grupo.

Reciba de manera gratuita toda la información de su interés por email. Apuntarme

Calientan el título, lo colocan arriba un 20%, venden todo lo que pueden, y otra vez para abajo. La rueda sin fin del casino de la bolsa española con las cartas marcadas. La cara de este Sr. lo dice todo.

El fabricante reafirma su disposición a que gobiernos y operadores testen la seguridad de sus equipos.

Huawei ha aprovechado la celebración del Mobile World Congress para contrarrestar la campaña de presión de Estados Unidos contra el fabricante de telecomunicaciones chino, al que acusa de ser un riesgo para la seguridad nacional por sus vínculos con el Gobierno del país asiático.

En un encuentro con prensa internacional en el que ha estado presente EXPANSIÓN, Vincent Pang, presidente de Huawei en Europa Occidental, ha insistido en la seguridad de su equipamiento de red, ha negado las acusaciones de ciberespionaje y ha reafirmado la disposición de la compañía para que los gobiernos europeos, operadores y empresas puedan verificar de manera independiente su tecnología.

"No hemos tenido ningún incidente de seguridad en los más de 15 años que llevamos en Europa"

Pang ha explicado que Europa supone entre el 10% y el 15% del negocio de la compañía y ha asegurado que la campaña de Estados Unidos "no ha tenido un gran impacto" en su negocio en Europa, donde asegura que ha construido una "relación de confianza" con los operadores.

La intervención de Pang es una nueva muestra de la necesidad que tiene Huawei de ser una compañía "más abierta y transparente"; algo que quedó de manifiesto cuando Ren Zhenfei, fundador y CEO del grupo, rompió su silencio en enero. Zhenfei negó las acusaciones de ciberespionaje y refutó que la nueva ley de seguridad nacional obligue al gigante chino a instalar puertas traseras en su tecnología desde las que el Gobierno pueda acceder a datos de sus clientes.

"El Gobierno chino nunca nos ha pedido instalar puertas traseras. Zhenfei ha dicho públicamente que se negaría a acatar una petición así", reiteró Pang. El ejecutivo subrayó además que las autoridades británicas de seguridad no han encontrado en las revisiones que han realizado ninguna puerta trasera.

El ejecutivo reconoce la preocupación que tienen gobiernos, operadores y empresas sobre la seguridad del 5G, puesto que esta tecnología va a revolucionar de tal manera la sociedad que cualquier fallo o sabotaje podría tener consecuencias catastróficas. "Sabemos que el despliegue del 5G requiere de mayor confianza, pero es un reto técnico, no un reto político".

Una delegación del gobierno estadounidense ha visitado esta semana Barcelona para intensificar su campaña de presión a los aliados europeos para que veten la tecnología de Huawei, como ya han hecho, además de Estados Unidos, Australia, Japón y Nueva Zelanda. "Han escogido el sitio equivocado. Esto no es un lugar para la política sino una feria de innovación", aseguró Pang, quien reveló que hasta ahora "no han tenido ocasión" de reunirse con representantes de Estados Unidos.

El discurso de Huawei se centra ahora en la seguridad. "Es la prioridad numero uno de la compañía", insistió el ejecutivo. "Llevamos más de quince años en Europa y nunca hemos tenido ningún problema de seguridad", subrayó Pang. "Queremos trabajar junto a la Unión Europea, los gobiernos locales, las operadoras y el resto de actores en unificar los estándares técnicos de ciberseguridad. Esto no es un asunto exclusivo de Huawei, se nos tiene que tratar a todos por igual", defendió.

Pang aseguró que Huawei está "abierta a aceptar un modelo paneuropeo" común de certificación acordado por operadores y gobiernos que garantice la fiabilidad la red. Además, Huawei va a abrir un centro de ciberseguridad en Bruselas, que se une a los que ya tiene en Reino Unido y en Alemania.

Engendrado en 1963, el 911 vio la luz un año más tarde. Más de medio siglo después llega la octava generación de un mito que no parece tener fecha de caducidad.

La cantidad de sustantivos para calificar al 911 puede llenar este reportaje pero nosotros, con su permiso, nos quedamos con uno solo. El 911 es el coche. Este 2019 cumplirá 56 años desde su concepción y Porsche acaba de lanzar al mercado la octava generación de un eterno joven, ligado de forma indiscutible a lo más alto del podio de los deportivos.

Es líder porque es el espejo en el que sus rivales se miran para tratar de desbancarle. Pero no lo han logrado ni los competidores ni los abruptos cambios acaecidos desde 1963 hasta nuestros días, tanto tecnológicos, como societarios, como regulatorios en materia de emisiones. Estos últimos, concretamente, han hecho que los ingenieros de la marca alemana den lo mejor de sí mismos para contener el peso en este 911 (denominado internamente 992 por la compañía) que viene provisto con más ayudas a la conducción.

Lo han hecho a base de aumentar el uso de aluminio en la carrocería con lo que la presencia del acero ha descendido del 63 al 30%. El peso total de la carrocería ahora es de 240 kilos, cinco kilos menos que el anterior. No sólo eso, sino que para perpetuarse, le han dado una estética que nos recuerda al primer cola de pato sobre todo en la parte trasera. Y eso que por primera vez, el 911 lleva unas ruedas más grandes (21") detrás que delante (20"). Pero a pesar de que el coche ensancha 5 centímetros por este motivo, la pureza de líneas en la parte posterior lo integra en el conjunto de forma elegante.

El aumento de peso hasta 1.590 kilos en orden de marcha se palía con un aumento de 30 caballos hasta 450 tanto en el Carrera S (tracción trasera) como en el Carrera 4S (tracción integral) con un par que alcanza los 530 Nm. Siempre, como no podía ser de otra manera, asociados al PDK, el cambio automático de Porsche que cuenta con ocho relaciones.

En cuanto a la conducción, algo que ha cambiado y mucho y para mejor, en los últimos 56 años, es que los coches nos salvan la vida, o por lo menos, se conciben para protegernos. Con esta premisa, Porsche ha introducido el Wet Mode. A través de unos sensores situados en los guardabarros delanteros el coche detecta que el firme está húmedo y envía un aviso al conductor para que active este modo de conducción. Una vez accionado, el 911 se convierte en un utilitario: si entramos en la curva y pisamos a fondo no nos hace ni caso para no perder la trayectoria. Pero si entramos en circuito y accionamos el modo Sport Plus, el más deportivo, el 911 va sobre raíles, es rápido, nervioso pero no traicionero, con una dirección un 11% más directa con precisión milimétrica, con escaso balanceo de la carrocería y un reparto de pesos con un excelente balance.

Además, como todos los días no serán de circular por circuito, para el uso cotidiano el 911 resulta cómodo en el modo Confort. Ni sufren los riñones en carreteras con firme bacheado, ni se pierden los empastes.

El puesto de conducción es simple, con los mandos justos. Tras el volante, ahora hay hasta cinco relojes.

0 COMENTARIOS

Tu opinión nos interesa

Please enter your comment!
Please enter your name here