Una opa sobre Garanti restaría 2.954 millones al capital de BBVA

Una opa sobre Garanti restaría 2.954 millones al capital de BBVA

Impacto de la operación en la solvencia. Jefferies cree que el banco debe vender otros activos antes de crecer en Turquía.

La presencia de BBVA en Turquía, a través de su 49,9% en Garanti Bank, se ha convertido en un factor clave para los inversores interesados en poner dinero en acciones del banco español. Además del efecto de las circunstancias macroeconómicas y de las fluctuaciones de la lira en la exposición de la entidad al país euroasiático, el otro elemento que trata de anticipar el mercado es la estrategia de Carlos Torres con su participación en Garanti.

Los analistas de Jefferies han elaborado un informe examinando las distintas opciones de BBVA en el mercado turco. En su opinión, la apuesta estratégica del banco español por este país hace improbable que decida salir de Garanti, donde además acumula fuertes minusvalías. La nota indica que la compra del 49,9% supuso un esfuerzo de 7.100 millones de euros, en tres fases. Ahora, el valor de mercado asciende a 3.100 millones, sobre todo por el desplome de la lira.

Otra alternativa para Torres y su consejero delegado, el turco Onur Genç, sería mantener la posición actual en Garanti. Pero la entidad americana considera que lo más factible, al menos a medio plazo, es una oferta pública de adquisición (opa) por el 50,01% que no controla.

Estimando que la opa se realiza con una prima del 30% sobre la cotización, el desembolso necesario en la operación sería de unos 4.000 millones de euros. Integrar el 100% de Garanti podría impulsar casi un 5% los beneficios de BBVA en 2021, pero Jefferies advierte de que la operación reduciría 2.954 millones el capital del grupo español. La ratio de capital (porcentaje de fondos propios sobre los activos ponderados en función de su riesgo) descendería 80 puntos básicos, hasta el 10,5%.

Benjie Creelan-Sandford, autor del análisis, concluye que BBVA no se puede permitir ahora ese impacto en su capital, ya que se quedaría sin colchón para cumplir las exigencias de los reguladores. Pero podría asumirlo si cierra la venta de parte de su negocio de seguros y de la unidad de financiación al consumo en Chile, generando capital con estas operaciones.

«Aunque comprar a los minoritarios costaría más capital al grupo, la actual valoración de Garanti (y el tipo de cambio de la libra) ofrece un punto de entrada inferior al de la adquisición del 49,9%. Los directivos han dicho estar cómodos con su actual participación, pero aumentar este hólding podría ser considerado en el futuro dada la confianza en la calidad del negocio».

Si hubiera sorpresa y BBVA decidiera desconsolidar Garanti, en este caso habría un impacto positivo en la ratio de capital de cinco puntos básicos, al reducirse en 56.486 millones el volumen de activos en el balance del grupo.

Antes de cualquier movimiento en Garanti, la entidad española afronta en las próximas semanas la decisión sobre la compra de la mayoría de Atom Bank, entidad digital británica en la que ahora controla el 39%. El 6 de abril es la fecha en la que expiran los actuales derechos de veto sobre decisiones estratégicas de BBVA en Atom, salvo que lance una oferta de compra a los minoritarios o facilite una salida a Bolsa de la firma. El operador de banca móvil podría estar valorado en unos mil millones.

0 COMENTARIOS

Tu opinión nos interesa

Please enter your comment!
Please enter your name here